Los signos más temperamentales del Zodíaco

El temperamento es la forma de ser, el carácter de una persona. y todos poseemos un determinado temperamento. Pero cuando afirmamos que alguien es “temperamental” nos referimos a que es enérgico, vehemente y con una firmeza de carácter peculiar. Este término además alude a personas de poca paciencia, con reacciones algo bruscas y que son capaces de poner a cualquiera en su sitio, sin medir demasiado las circunstancias de momento y lugar. En este artículo vamos a contarte cuáles son los signos más temperamentales del Zodíaco.

Aquí están, estos son los signos más temperamentales del Zodíaco

Aries: Los arianos son sinónimo de temperamento: Van siempre hacia adelante, no temen a nada ni a nadie a la hora de manifestar sus ideas y son capaces de liderar cualquier proyecto, por ambicioso que parezca sin más ayuda que su ímpetu y su intuición. A donde haya un desafío, Aries siempre estará allí primero, llevando la voz cantando y pisando fuerte. Y es precisamente ese temperamento el que los convierte en personas exitosas en cualquier ámbito en el que se desarrollen.

Leo: Los leoninos son personas cuyo temperamento se hará notar siempre. Además de tener un magnetismo y carisma únicos, saben hacer valer sus posiciones y se enfrentan a lo que sea, sin importar cuales sean los riesgos. A la hora de imponerse jamás darán un paso hacia atrás ni se dejarán avasallar por nadie. La fuerza de Leo lo levará siempre a obtener sus propósitos a fuerza de talento, tesón y capacidad para reinventarse siempre. Tienen carácter de sobra para defender sus ideales y además les sobra para salir en defensa de quién lo necesite siempre que haya ocasión de frenar lo que consideran una injusticia.

Escorpio: Aunque puede que a simple vista no siempre lo parezcan, los escorpianos son de lo más temperamental que ha dado el Zodíaco. Tienen muy claro lo que quieren y hacia dónde van y no permitirán que nadie se interponga en su camino. Siempre priorizarán sus valores e intereses y serán muy claros a la hora de marcar límites con el afuera. La furia de Escorpio es tan conocida como temida y es altamente recomendable no sacarlo de sus casillas porque las consecuencias pueden ser fatales. Interponerse entre Escorpio y alguna de sus metas es un camino seguro a la debacle total.

Sagitario: Así como son carismáticos, generosos y amigables, los sagitarianos también tienen un temperamento capaz de intimidar a cualquiera que se atraviese en su camino. Cuando quieren algo irán por ello sin medir consecuencias y jamás permitirán que nada se interponga entre ellos y sus metas. Son caprichosos, efervescentes y sumamente agresivos si sienten que alguien intenta perjudicarlos. Los enojos de Sagitario son una bomba de tiempo que nunca se sabe cómo puede terminar. Y difícilmente perdonen o vuelvan atrás cuando reciben una ofensa. Son orgullosos y poco reflexivos a la hora de actuar. Y no se arrepienten de sus dichos ni de sus actos. Cuidado con el arquero.