Lo que cada signo oculta al principio de una relación

Enamorarse es una hermosa experiencia por la que todos pasaremos alguna vez en la vida, pero que también nos provoca miedo e incertidumbre hasta tanto estar convencidos de que somos correspondidos en nuestros sentimientos. Por tal motivo, cada uno de nosotros tiene sus estrategias de defensa o sus juegos antes de darse a conocer por completo. En este artículo te contaremos qué esconde cada signo del zodíaco al principio de una relación como estrategia de auto protección.

Los secretos de cada signo al comienzo del amor

Aries: Los arianos tiene a simple vista una actitud de completa autosuficiencia y un aire de llevarse el mundo por delante. Lo que en realidad no muestran es que son personas con una fuerte necesidad de cariño y que buscan altas dosis de demostración, pero solo lo dejan ver cuando la relación avanza.

Tauro: Los taurinos son cariñosos, atentos y entregados pero al principio no lo demostrarán porque desean estar seguros de que la otra persona realmente busca un vínculo sólido. Mientras tanto mostrarán cierta indiferencia.

Géminis: Los geminianos siempre darán la impresión de no dejarse seducir por nadie aunque en realidad se estén enamorando. Cuanto más ignorados sean más crecerá su interés y solo es cuestión de jugar el juego de la indiferencia para ver su verdadera personalidad de enamorados.

Libra: Los nativos de este signo son grandes conquistadores lo cual no significa que se enamoren de cualquiera tan fácilmente. Al principio se mostrarán abiertos, dispuestos a conocer a la persona en cuestión pero en el fondo dudarán mucho a la hora de mostrar toda su vulnerabilidad.

Cáncer: Los cancerianos son afables pero a la vez ponen una gran distancia en lo que a sentimientos amorosos respecta. Se muestran difíciles de conquistar porque en el fondo saben que no cualquiera es capaz de lidiar con su gran emocionalidad.

Leo: Los leoninos son amantes de la conquista y desparraman encanto sin demasiados miramientos. Pero esa superioridad cae rendida cuando se enamoran y se vuelven gatitos mimosos pero sólo cuando se sienten relativamente seguros de que son realmente correspondidos.

Virgo: Son bastante fríos en los primeros encuentros y se tomarán su tiempo hasta tanto verificar que la persona en cuestión cumple con su larga lista de requisitos para iniciar una relación amorosa. Nunca tirarán la primera piedra y esperarán varias muestras contundentes de interés para soltarse y ser realmente demostrativos.

Escorpio: Los escorpianos la juegan de superados el mayor tiempo que pueden mientras analizan minuciosamente a su presa y aunque no lo demuestren, en cuanto alguien comienza a interesarles se tornan celosos y posesivos sólo que lo verás cuando en verdad los convenzas de que vales la pena.

Capricornio: Son personas que dan una imagen completamente fría que en realidad no se condice con su verdadera personalidad en materia de amor. Tienen mucho miedo al rechazo y a no ser correspondidos por lo que pondrán miles de barreras antes de entregarse en una relación.

Sagitario: Los sagitarianos no se comprometen así como así porque adoran la fiesta y la libertad. Pero cuando se enamoran son posesivos y bastante controladores, solo que lo demostrarán cuando la relación haya tomado un tinte de seriedad y compromiso.

Acuario: Los acuarianos parecen personas que no necesitan demasiado de nadie, sin embargo eso cambia cuando se enamoran. Solo dale su aire, no lo presiones y verás que con el tiempo muestran su lado más tierno.

Piscis: Puede que al principio sean distantes y pasivos en materia de amor pero solo se trata de una coraza para no mostrar toda su sensibilidad que brotará en cuanto les demuestres verdadero amor.