Desconfiados zodiacales

Hay un dicho de la época de las abuelas que dice que quien desconfía suele estar en lo cierto. O algo por el estilo. Pero si bien la desconfianza en cierta medida puede servirnos como una señal de advertencia ante ciertos peligros, también puede llevarnos a imaginar fantasmas y teñir nuestras relaciones de sospecha. Por ende no siempre es bueno desconfiar…

Hoy vamos a contarte cuáles son los signos que tienen más marcada esa tendencia a la desconfianza y además te diremos cómo reaccionan ante esta sensación que no pueden evitar. Conoce a continuación a los llamados “desconfiados zodiacales”.

Los más desconfiados del zodiaco

No vamos a juzgar si está bien o no. Tampoco vamos a teñir de sospecha al pensar que quien desconfía quizás no es confiable. Lo concreto es que los signos que vamos a mencionar tienen la desconfianza como rasgo definitorio de su personalidad y esto a veces trae ventajas y otras tantas problemas y sentimientos encontrados.

Escorpio: El signo desconfiado por excelencia es sin dudas el del escorpión. Nunca cree del todo lo que oye, lo que ve, lo que le prometen. Siempre guarda una alta dosis de duda o sospecha y en general no se equivoca. Todo Escorpio es dueño de un sexto sentido que le permite saber cómo son en realidad las personas y ciertas situaciones que no se presentan tan claras y transparentes a su alrededor. Aunque también es cierto que algunas veces sus sospechas son infundadas y puede perjudicar sus vínculos con esa tendencia a jugar al detective.

Tauro: El toro es el típico que se rige por la máxima “ver para creer”. A él no lo embaucas con cuentos ni con expresiones de buena voluntad. Si quieres que confíe en algo o en alguien tendrás que ofrecerle las pruebas suficientes de que vale la pena hacerlo y de que existen razones reales para ello. Tauro prefiere desconfiar antes que decepcionarse y la vida le ha demostrado que no se equivoca al pensar de ese modo.

Capricornio: Otro signo sumamente desconfiado es el de la cabra. Los nativos de este signo tienen la costumbre de pensar que aunque todo parezca muy bonito puede no ser tan cierto y siempre guardan la posibilidad de que las personas alrededor puedan fallarles. De alguna forma esto los convierte en seres algo perseguidos y pesimistas pero del mismo modo les ayuda a no crearse falsas expectativas respecto de personas y relaciones y a evitar la posterior decepción del que confía ciegamente.

Virgo: Si hay signo práctico y amigo de los hechos concretos ese es Virgo. Con él no valen las palabras bonitas y nadie podrá embaucarlo porque siempre se cerciorará de que las cosas son de determinada forma antes de dar un paso. Virgo sabe que siempre es mejor guardar un poco de reserva respecto de los demás y de sus intenciones y muchas veces es tildado de calculador por esa razón pero para él se trata de precaución y de no dejar en manos de los demás las cosas que le interesan o pueden afectar sus intereses.

Arículos Relacionados